Español   English   
952 549 233

Campamento de inglés en verano: el complemento perfecto.

Llega junio, termina el curso escolar y empiezan las vacaciones. Los niños y niñas de Primaria suelen tener varias actividades extraescolares durante el curso académico y acaban cansados, al igual que sus familiares, de mantener una agenda tan apretada con idiomas, deportes, música... Para muchos el verano es sinónimo de descansar, relajar cuerpo y mente.
Sin embargo, con respecto a los idiomas nos hacemos una reflexión: ¿Por qué no aprovechar parte del verano para consolidar y ampliar conocimientos de inglés, teniendo en cuenta, eso sí, que estamos en verano? Para ello la solución idónea es un campamento. Una primera experiencia puede ser un campamento de día, es decir, una escuela de verano donde divertirse, hacer amigos, jugar, practicar deportes y dar clases.... todo ello con el inglés de denominador común. 
En este sentido Bem idiomas organiza un English Summer Camp cada verano en julio, para niños de 4 a 12 años. Creemos que se trata de un complemento perfecto a las clases de todo el año y una forma de seguir aprendiendo en un entorno distinto. 
El campamento tiene lugar en las instalaciones del complejo deportivo Vals Axarquía, en Torre del Mar, un lugar ideal ya que ofrece espacios al aire libre, piscina, pistas de pádel, campos de fútbol y aulas climatizadas.

Un buen campamento de inglés debe llevar tres ingredientes principales y esenciales:

SEGURIDAD

Los grupos son reducidos y acompañados en todo momento por un amplio equipo humano: director de campamento, profesores, monitores deportivos y cuidadores. Las instalaciones reúnen todas las condiciones de seguridad y el personal vela en todo momento por el bienestar de los niños y niñas teniendo en cuenta las altas temperaturas, el sol, las posibles intolerancias... 

DIVERSIÓN

Es fundamental que los participantes vivan una experiencia personal y grupal basada en la diversión. Deportes, talleres de todo tipo, juegos dinámicos de la mano de monitores que se expresan en inglés y consiguen que el idioma sea la herramienta natural de comunicación a lo largo de toda la jornada. 
Nuestra intención es recrear una experiencia de inmersión lingüística que pueda suponer un primer paso para estos niños. El siguiente paso podría ser un campamento en algún lugar de España, para luego dar el salto a un viaje lingüístico en un país anglófono. 

PROYECTO EDUCATIVO DE CALIDAD

El campamento incluye en su programa una clase de inglés diaria, impartida por profesores nativos de la Academia. Se valora el nivel de los participantes el primer día, se fijan objetivos y se evalúan los conocimientos adquiridos al final de cada quincena. El entorno, el ambiente veraniego y el saber hacer de los docentes que adaptan su método a las circunstancias, convierten esta sesión en una actividad amena que se integra perfectamente en el desarrollo de cada jornada. 
Las actividades lúdico-deportivas también se imparten en inglés y para ello se les exige a los monitores un nivel B2-C1. 
Combinando bien nuestros tres ingredientes obtenemos un curso/campamento de verano al lado de casa, pero por unas horas "como si fuera en un país extranjero".